NASA Selfies, tu cara en cualquier galaxia con esta app

NASA Selfies

Todos alguna vez hemos querido ir al espacio, pero los requisitos son algo estrictos y complicados en la NASA pero no hay nada que una aplicación para nuestro smartphone no pueda solucionar.

La aplicación NASA Selfies nos pone a nosotros, a nuestras mascotas o amigos, en un traje espacial y permite posar con cualquier número de fondos de vistas galácticas magníficas. La aplicación es parte de las celebraciones de la agencia espacial por los 15 años en el espacio del telescopio Spitzer.

NASA Selfies es bastante simple de utilizar, tan solo toma una selfie y luego podemos elegir un fondo basado en alguna de las imágenes que ha tomado el telescopio Spitzer, las opciones van desde la Galaxia de Andrómeda hasta la Nebulosa Araña y Zeta Ophiuchi, una estrella gigante ubicada en la constelación de Ophiuchus (el portador de la serpiente).

NASA Selfies, fondos disponibles

La aplicación se encuentra disponible tanto para iOScomo para Android y es gratuita.

Primera imagen de un agujero negro

Imagen: Event Horizon Telescope

La imagen muestra la sombra del agujero negro en el centro de la galaxia M87, una galaxia masiva en el cúmulo de galaxias de Virgo a 55 millones de años luz de distancia. Su masa es 6.500 millones de veces la de nuestro sol. Se necesitó una colaboración mundial de telescopios que se llamó Event Horizon Telescope o Telescopio de Horizonte de Eventos (EHT), para encontrarlo. Los científicos publicaron sus resultados en una conferencia de prensa.

Es un resultado increíble“, dijo a Gizmodo el astrónomo de Harvard y director de EHT, Shep Doeleman. “Solo necesitamos sentarnos y apreciarlo por un tiempo. Lo mejor de todo no son las preguntas y respuestas inmediatas, sino el hecho de que abre un nuevo campo de estudio “.

Los agujeros negros han servido durante mucho tiempo como un ejercicio teórico. Pero las observaciones astronómicas en los últimos 60 años han demostrado cada vez más que hay objetos en el Universo cuyo campo gravitatorio es tan intenso que distorsiona el espacio-tiempo de tal manera que la luz no puede escapar más allá de un punto de no retorno, llamado el horizonte de eventos. Gracias a una colaboración mundial, esta, es la imagen más cercana que jamás se haya tomado al llamado horizonte de eventos, evidencia casi directa de la existencia del agujero negro.

Esta no es realmente una “imagen” de un agujero negro, y la sombra no denota el horizonte de eventos del agujero negro. En cambio, estamos viendo los efectos de la gravedad en las ondas de radio emitidas por la materia que rodea el agujero negro en una región un poco más grande alrededor del horizonte de eventos del agujero negro. La gravedad deforma la forma del propio espacio-tiempo desviando algo de la luz en la región y generando una sombra circular misteriosa.

Pero es una observación innovadora, y otra prueba importante de la teoría de la gravedad que los físicos utilizan como guía para el universo, la teoría de la relatividad general de Albert Einstein.

La NASA define el ganador o los ganadores del concurso de diseño de habitats

El Equipo SEArch + / Apis Cor ganó el primer lugar en la Etapa 3: Etapa de modelado de software del Nivel 4 del Desafío de Hábitat Impreso en 3D de la NASA. La forma única de su hábitat permite un refuerzo continuo de la estructura. La luz entra a través de puertos en forma de canal en los lados y en la parte superior.
Créditos: Equipo SEArch + / Apis Cor

El Reto de Hábitat Impreso en 3D es una competencia para crear refugios sostenibles adecuados para la Luna, Marte o más allá, utilizando los recursos disponibles en el sitio en estos lugares. El Reto de Hábitat Impreso en 3D de varios niveles pone a prueba a los equipos en varias áreas del mundo de la impresión 3D, incluido el software de modelado, el desarrollo de materiales y la construcción además de ayudar en la exploración espacial. Las tecnologías buscadas en esta competencia también podrían conducir a soluciones de vivienda de menor costo en la Tierra además de otros beneficios.

El Equipo Zopherus ganó el segundo lugar en la Etapa 3: Etapa de modelado de software del Nivel 4 del Desafío de Hábitat Impreso en 3D de la NASA. El diseño del equipo sería construido por una impresora itinerante autónoma que imprime una estructura y luego se mueve al siguiente sitio.
Créditos: Zopherus

El desafío, que comenzó en 2015, está estructurado en fases, cada una con múltiples niveles. Las fases hasta la fecha incluyen:

Fase 1, (completada) la competencia de diseño, esta requirió que los equipos presentaran representaciones arquitectónicas y se completó en 2015. ($ 50,000 de premio)
Fase 2, (completada) la Competencia de Miembros Estructurales, centrada en tecnologías de materiales que requiere que los equipos creen componentes estructurales. Se completó en 2017. ($ 1.1 millones de premio)
Fase 3 (actual), el Concurso de Hábitat en el Sitio, consta de cinco niveles que ponen a prueba la capacidad de los equipos para avanzar en la tecnología para construir un hábitat de manera autónoma y culminará en una impresión de los hábitat cabeza a cabeza en abril de 2019. ($ 2 millones en premios )
La estructura multinivel de la competencia permite la participación de más equipos y la participación en función de sus puntos fuertes. Los equipos pueden entrar o salir de la competencia en cualquier fase o nivel, siempre que cumplan con los requisitos del desafío.

El diseño virtual del equipo Mars Incubator ganó el tercer lugar en la fase 3: Etapa de modelado de software del Nivel 4 del Desafío de hábitat impreso en 3D de la NASA. El equipo es una colección de ingenieros y artistas.
Créditos: Incubadora de Marte

El desafío se gestiona mediante una asociación con el programa Centennial Challenges de la NASA y la Universidad Bradley, esta se ha asociado con los patrocinadores Caterpillar, Bechtel, Brick & Mortar Ventures y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos para administrar la competencia. El programa Centennial Challenges de la NASA forma parte de la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial de la agencia, y se administra en el Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA en Huntsville, Alabama.

Para más información sobre el Desafío del hábitat impreso en 3D, podes visitar: https://www.nasa.gov/3DPHab

La NASA fotografía por primera vez dos ondas de choque interactuando entre si

Que tecno, La NASA fotografía por primera vez dos ondas de choque interactuando entre si

La NASA ha capturado las primeras fotos que muestran las ondas de choque de los aviones supersónicos que interactúan durante su vuelo. Estas hermosas imágenes fueron capturadas en una sesión de fotos de aire a aire las cual representa una dificultad muy elevada.

Para crear estas innovadoras fotografías, la agencia espacial estadounidense equipó un avión de investigación de doble turbopropulsor B-200 con un nuevo sistema de imágenes (capaz de 1.400 cuadros por segundo durante hasta 3 segundos) y voló a aproximadamente a 9100 metros. Mientras que un par de aviones supersónicos Northrop T-38 Talon volaron a velocidades supersónicas a una altitud menor.

Se requirió que el par de T-38 no solo permanecieran en formación, sino que volaran a velocidades supersónicas en el momento preciso en que se encontraban directamente debajo del B-200“, dice la NASA. “Las imágenes fueron capturadas como resultado de que los tres aviones estaban en el lugar exacto en el momento exacto designado por el equipo de operaciones de la NASA“.

Que tecno, La NASA fotografía por primera vez dos ondas de choque interactuando entre si

Sin dudas un gran trabajo de coordinación.

Los T-38 vistos en las fotos estaban a solo 9 metros de distancia el uno del otro.

La técnica detrás de estas fotos se conoce como Schlieren Orientado al Fondo (BOS), y permite utilizar equipos de fotografía relativamente económicos para visualizar el aire, el calor y el sonido. La Schlieren (AirBOS) orientada hacia el fondo aire-aire de la NASA (AirBOS) es algo que ha estado en desarrollo durante más de una década.

Las ondas de choque que se ven en las fotos son “cambios rápidos de presión que se producen cuando un avión vuela más rápido que la velocidad del sonido, o supersónico“, de acuerdo a la NASA. “Las ondas de choque producidas por las aeronaves se fusionan cuando viajan a través de la atmósfera y son responsables de lo que se escucha en el suelo como un auge sónico“.

La NASA utilizará este mismo sistema para probar un nuevo avión supersónico que será capaz de volar sin producir fuertes explosiones sónicas: es un avión que podría allanar el camino para que se levanten las restricciones del gobierno en vuelos supersónicos sobre tierra.